La verdadera historia de la llorona

Share This:

En el México colonial y aún en la actualidad, la Llorona es una mujer que se aparece en la noche, a veces en las encrucijadas de los caminos, con cabello largo y vestida de blanco, llamando con fuertes llantos y aterradores lamentos a sus hijos.

Es, sin dudas, una de las leyendas con más fuerza en nuestro país. La Llorona como tal surge en la época de la Colonia, sin embargo sus antecedentes son mucho más antiguos, tanto que se pierden en los mitos prehispánicos y se fundan en diversas representaciones de diosas madres como Cihuacóatl, Coatlicue o Tonantzin.

Continúa leyendo La verdadera historia de la llorona

Versiones del cuento de la llorona

Share This:

La Historia de La Llorona se conoce en casi todos los paises de nuestra región Latinoamericana; desde México, pasando por Panamá, Colombia, Nicaragua, Ecuador, Bolivia, Chile, Venezuela, Argentina, en todas nuestras tierras nos topamos con gente que jura haber visto a este espanto que en toda la región es conocido como La Llorona.

La Llorona

Muchos trasladan el origen de este espanto hasta los tiempos de la conquista y el caso de una mujer que dejó a sus hijos solos mientras bajaba un momento al pueblo y al volver consiguió su casa en llamas y a sus hijos todos quemados. A partir de ese momento vaga como alma en pena en busca de sus hijos.

Continúa leyendo Versiones del cuento de la llorona

El cuento de la llorona

Share This:

El cuento de la llorona mexicana

Esto sucedió en el mes de diciembre de 2004 el frío era más intenso, las calles estaban más silenciosas y oscuras de lo normal y una fuerte lluvia había caído en la ciudad. Roberto vivía con su mujer y su hijo pequeño de tres años en la Macarena en Sevilla. Escucho una voz mientras andaba por la calle que decía:
“Mis hijos… mis hijos… ¿Donde están mis hijos…?”

Roberto pensó que era una mujer borracha que no sabía lo que decía y siguió caminando hacia su casa. Al llegar entró a un viejo baño para lavarse la cara antes de dormir y escucho la voz con el eco del baño:
“¿Tu has visto a mis hijos…?”
Continúa leyendo El cuento de la llorona